Tipos de tejas para complementar los techos de madera según la zona climática

Tipos de tejas para complementar los techos de madera según la zona climática

La madera para techos es una de las materias primas con más antigüedad en el mercado y la más preferida por las personas para construir sus proyectos de vivienda; su cualidad para resguardarnos del clima es uno de los atributos más valiosos de este material.

La madera para techos no solo se destaca por su capacidad estructural, sino también por su comportamiento de adaptación a condiciones climáticas. Naturalmente, la madera para techos es un aislante térmico y acústico que le brinda a la vivienda ese confort térmico que se necesita acorde al clima de la región y la ambientación natural que tanto bienestar nos genera.

La existencia de diferentes tipos de techos corresponde, además de razones estéticas, a temas de índole geográfico. La elección de los materiales a utilizar en su proyecto de techos de madera debe ser pensados en base a las particularidades de las variaciones climáticas y geográficas de la región donde se encuentre.

Cuando hablamos de zonas cuyas características climáticas no son muy extremas, esta selección puede verse más guiada a las preferencias estéticas personales de quien construye.

La versatilidad de la madera trasciende el tema estético, su óptimo comportamiento sísmico les proporciona seguridad a los techos de madera y en cuestiones climáticas de adapta a las necesidades del entorno. Mantiene la temperatura interior, es decir, es fresco en verano y cálido en invierno.

La recomendación va dirigida al mantenimiento adecuado para la preservación de la madera para techos.

En complemento a los techos de madera es importante diferenciar cuáles tipos de tejas se ajustan a las necesidades de su proyecto de acuerdo con las inclemencias climáticas.

Madepinos le muestra las alternativas para cada clima

Territorios de clima frío

En definitiva, los techos en madera son protagonistas en los proyectos de vivienda en zonas de clima frío, por la agradable calidez.

La gran mayoría de tejas son aptas para este clima frío, sin embargo, las más tradicionales son las tejas de barro, cuyo material tiende a regular el clima interno de la vivienda, tal cual lo hace la teja termoacústica.

Las tejas de fibrocemento son las únicas que por su composición no impiden la transmisión de la temperatura, y por el contrario en climas fríos la teja se enfría, y en climas cálidos la teja se recalienta.

También le puede interesar leer: Tejas de barro y teja eternit® ¿las únicas opciones en tejas para su cubierta?

Territorios de clima cálido

Precisamente en este caso, es de vital importancia tener una decisión acertada en cuando a las tejas que usará en los techos de madera.

Un tipo de teja que tienda a absorber potencialmente el calor del sol convertirá su hogar en un horno a fuego lento, situación totalmente contraría a lo que se desea en una vivienda ubicada en este tipo de sectores.

Estas son las tejas recomendadas para zonas con altas temperaturas

  • Tejas de barro: su característica primordial es la frescura que le aporta a la vivienda, ya que su material funciona como aislante total de la cubierta regulando la temperatura interna de la vivienda.
  • Tejas termoacústicas Techoline®: esta teja disminuye la transmisión y la conductividad de la temperatura a la vivienda gracias a su composición de asfalto y celulosa. Resisten la corrosión a los óxidos y a diferentes agentes salinos. Disminuye entre 2° y 5° de temperatura.
    La teja termoacústica Techoline® tiene un tiempo de vida útil mayor a 30 años expuesto a cualquier clima.
  • Manto asfáltico con acabado de aluminio: su propiedad de alta reflectancia solar por su acabado metálico repele los rayos solares, aislando las altas temperaturas y aportando confort término al interior de la vivienda.

Si aún no sabe qué tipo de teja usar para las condiciones climáticas del sector de la vivienda no dude en comunicarse con nosotros, le brindaremos la mejor asesoría.

¡Escríbenos!