Madera para construcción

Madera para construcción

Material de uso temporal en los procesos de construcción

Las maderas comunes, más conocidas como maderas ordinarias, son aquellas constituidas por múltiples especies de madera basta, esta madera para construcción es comúnmente comercializada para usos temporales. Los nombres más conocidos son: guánamo, higueron, caimito y lechero.

La madera para construcción en especies comunes o blandas son ligeras y fáciles de manipular gracias a su poca rigidez, sin embargo, no significa que carezca de alta resistencia al peso, es por lo que la madera común es usada en los procesos operativos de construcción de obras civiles y son las maderas más económicas del mercado.

Para este producto contamos con gran número de referencias en medidas de madera para construcción tales como tablas de madera con diferentes dimensiones, largueros, estacones para cercas, canes (molduras triangulares), varetas para corralejas, varillones, tacos, chaflanes y teleras

Las tablas de madera común son utilizadas en obras para trabajos de vaciados de terrazas, andamios, estructuras de formaletas, encofrados, casetas de almacenamiento temporal y otros usos provisionales.

La madera para construcción se comporta bajo las siguientes características:

  • Según el grosor de la madera será la resistencia de esta.
  • El precio de la madera para construcción es de acuerdo con las dimensiones comerciales que manejamos en inventario (ancho, grueso, largo).
  • La presentación de la madera para construcción es rústica, es decir, natural sin cepillar, exceptuando aquellas que con anterioridad fueron solicitadas bajo procesos de cepillado.
  • La madera común no cuenta con ningún tipo de procedimiento químico, es decir, no está inmunizada.
  • La madera para construcción llega con un grado de humedad bajo, no pasa por proceso de secado ni sellado.
  • La durabilidad de la madera para construcción no se garantiza, puesto que es material basto perecedero

Uso del material

La madera para construcción común no es para uso estructural fijo, es decir, solo son para uso en estructuras temporales que faciliten los procesos de construcción o para aquellos usos que el ingeniero de obra considere pertinente.

Almacenamiento del material:

  • La madera para construcción debe estar siempre protegida del agua, el sol y la humedad ya que no soporta intemperie, de esta manera se evitan daños irreversibles en la madera.
  • Se sugiere que el almacenamiento de la madera para construcción sea de forma horizontal, así se previene arqueos y resequedad en el material.
  • La madera para construcción es sensible a cualquier tipo de plaga propia al lugar de destino y de almacenaje.

Manipulación del material:

  • Se recomienda delicadeza en el tratamiento manual de transporte, cargue y descargue de la madera para construcción para evitar fisuras o despuntes del material.

Es de vital importancia que el recurso humano que manipule la madera esté en constante uso de los implementos de protección personal adecuados, evitando así accidentes por astillas o polvo.

Este tipo de madera es la ideal si lo que usted necesita es un producto económico y sencillo para usos temporales o proyectos que no soporten estructuras ni pesos considerables.

Cuente con nuestra asesoría cuando tenga alguna inquietud sobre estas materias primas.

Aserrío Madepinos, experto en maderas. ¡Escríbenos!