Madera imnunizada, ideal para proyectos en espacios exteriores

Madera imnunizada, ideal para proyectos en espacios exteriores

En estos tiempos donde la preocupación por el cuidado del medio ambiente aumenta con rapidez, el afán por proteger las áreas naturales, la angustia del ser humano por la pérdida desenfrenada de recursos naturales y una innumerable cantidad de problemáticas socioambientales surge la gran incógnita sobre el uso de la madera como material para la construcción.

Tengamos claridad sobre las características propias de la madera como producto de origen vegetal, de esta manera tendremos un conocimiento más consciente sobre la comercialización de este recurso natural.

Les traemos a colación los siguientes conceptos con relación a las características de la madera:

  • Las maderas duras o de alta densidad son especies cuyo proceso de crecimiento es lento, lo que dificulta su renovación y acelera la extinción de estos tipos de madera.
  • Las maderas blandas o de baja densidad son aquellas de rápido crecimiento, esto facilita la reforestación y agilidad en su renovación

En esta oportunidad hablaremos sobre la apetecida madera inmunizada. Material ideal para usos a la intemperie, es decir, proyectos sin protección de cubierta expuestas al sol y al agua.

Naturalmente la madera es propensa a pudrición y descomposición provocada por agentes del ecosistema como microorganismos, bacterias, hongos o insectos que se alimentan de sus compuestos principales como la celulosa y el almidón, sin embargo, los daños producidos pueden ser irreversibles en la madera.

La inmunización (proceso de aplicación de veneno contra plagas y hongos) de la madera para techos, es decir, de la madera que está protegida del sol y el agua, es un poco menos complejo a comparación del tratamiento que se le debe realizar a la madera para exterior, pues su exposición a la intemperie es de un 100% frente a plagas y de tal manera su resistencia deberá ser mayor.

La madera inmunizada o madera para exterior es un tipo de madera que ha sido sometida a un proceso de aplicación de productos químicos para la preservación de su vida útil.

Este proceso de inmunización de la madera para exterior es realizado en planta bajo el sistema VACÍO-PRESIÓN, el cual consiste en un proceso de secado artificial, es decir, un tratamiento riguroso de extracción de la humedad natural de la madera para exterior, en hornos especiales para este tipo de técnica. Lo anterior, sin afectar la capacidad estructural de la materia prima

Posteriormente se dispone la madera para exterior a la inmunización, donde se saturan e impregnan todos los poros de la madera con los productos químicos correspondientes, en este caso se usa el inmunizante CCA tipo C, compuesto por una mezcla de cromo, cobre y arsénico.

Los agentes químicos utilizados para la madera inmunizada no representan ningún tipo de perjuicio para la salud humana.

El tratamiento de fábrica al que se somete la madera inmunizada no interfiere ni afecta las capacidades ni características estructurales o estéticas de la madera, por el contrario, le suma múltiples beneficios que la transforma en un material con excelente resistencia a las inclemencias del clima y extiende su vida práctica.

Este producto también es llamado madera para exterior o madera resistente al agua.

Los beneficios de la utilización de la madera inmunizada con relación a la preservación de áreas forestales, se apoya en la responsabilidad ética de reforestación de bosques. Gracias a su larga vida útil, la madera inmunizada se presta fácilmente para la reutilización del material, en otras palabras, al reciclaje. Así se reduce la continua tala de árboles por periodo de tiempo.

Los residuos de la madera inmunizada no generan impactos ambientales negativos, en cambio, al finalizar su vida útil aportarán energía limpia.

Nuestra especie de madera inmunizada es Pino Patula, especie de densidad media, ágil crecimiento y factible reforestación. Su propiedad particular es su comportamiento de “esponja”, lo que explica que tiene la capacidad de perder o ganar humedad en grandes proporciones sin dejar su versatilidad, durabilidad, ni su capacidad estructural.

El empleo de la madera inmunizada u otras maderas en procesos constructivos también contribuye al cuidado de zonas ecológicas. Los proyectos en madera inmunizada, al ser más livianos que las construcciones en metal, cemento o ladrillo, reduce el daño de suelos y ecosistemas, puesto que el material no contamina el agua, no erosiona suelos y el uso de energía para su cimentación es muy bajo.

La madera para exterior se integra fácilmente a las necesidades de una persona que aspira construir un proyecto agradable estéticamente, liviano, económico, amigable con el medio ambiente y que además cubra sus requerimientos para el confort térmico y acústico de la vivienda.

Contamos con 15 años de garantía contra el ataque de plagas, pudrición u hongos. Todo daño producido por el maltrato del material como una incorrecta instalación o vandalismo nos libra de responsabilidad sobre el material.

Nuevos e innovadores diseños para construcción en exteriores se apoyan en la madera inmunizada como su mejor aliado en durabilidad y resistencia.

Cabañas, quioscos, decks, saunas, turcos, zonas húmedas, balcones externos a la vivienda, eco hoteles, parques infantiles, senderos, cerramiento de lotes, proyectos de jardinería y gran variedad de utilidades tiene la madera inmunizada.

La madera para exterior, además de soportar los más álgidos climas ácidos, salinos, cálidos, también es una madera resistente al agua, ideal para climas costeros con cercanía al mar o en zonas frías con precipitaciones frecuentes.

No dude en consultarnos por las referencias en las que manejamos la madera inmunizada: tablilla machimbrada, estacones redondos, largueros, varetas, tablas, tablones y demás.

¡Escríbenos!