Garantía, cuidados y mantenimiento preventivo para la madera inmunizada

Garantía, cuidados y mantenimiento preventivo para la madera inmunizada

En todo proyecto de construcción es importante estar atentos a los cuidados y al mantenimiento que se le debe dar a los materiales empleados. Contribuir a que su vida útil se preserve por más tiempo y cumpla su funcionamiento satisfactorio, aún más si el material del que hablamos es un producto natural como la madera para exterior.

La madera inmunizada fue sometida a un proceso químico que le concede una protección primordial para el uso final del producto con respecto al ataque de hongos, plagas y pudrición.

Su inmunización cumple con los requerimientos de la NTC-2083 “Madera preservada clasificación y requisitos”.

Bajo los anteriores requerimientos, la madera inmunizada cuenta con los procesos de calidad que certifican la penetración total con un mínimo de 90% de la Albura (una de las tres partes de la madera, ubicada entre la corteza y el duramen de la pieza) y una retención mínima del 6.4Kg/m3 del líquido inmunizante.

Le otorgamos 15 años de garantía a la madera inmunizada que cubre asuntos de ataque de insectos, hongos y pudrición. Cabe anotar que la garantía de la madera inmunizada no cobija los siguientes casos:

  • Daños por resistencia mecánica
  • Grietas
  • Torceduras
  • Vandalismo
  • Mano de obra
  • Maltrato por instalación incorrecta.
  • Desastres naturales (incendios, terremotos, etc.)

En la madera para exterior se presentan comportamientos normales referente a las propiedades de la madera tales como grietas superficiales o radiales, torceduras por tensión interna y manchas. Ninguna de estas representa riesgos que afecten la madera inmunizada, ni interfiere con su tratamiento de inmunización.

Cuando reciba su madera inmunizada en obra, podrá percatarse de una humedad notoria en las piezas de madera, esto debido a que la madera inmunizada se despacha con la adaptación a las condiciones climáticas de la planta de producción.

Con seguridad, las condiciones climáticas a donde va dirigida la madera inmunizada serán diferentes y usted observará cambios en el aspecto de la madera. No se alarme, recuerde que el Pino Pátula actúa como una esponja: absorbe sustancialmente la humedad de entornos lluviosos y en climas de altas temperaturas sustrae toda su humedad sin perder su capacidad estructural esencial.

También le puede interesar leer: madera imnunizada, ideal para proyectos en espacios exteriores.

Usted podrá notar aspectos como:

Grietas superficiales y rajaduras radiales: son muy comunes y producidas por cambios drásticos de temperatura en el entorno. Estos canales generados por la pérdida de humedad de la madera no supera en 1/10 el diámetro de la pieza de madera inmunizada, por lo tanto, no compromete su resistencia estructural.

Le recomendamos ubicar la madera inmunizada en posición horizontal y a la sombra una vez está en el entorno donde será instalada, así permitirá que se estabilice y adapte, de manera lenta, a las nuevas condiciones climáticas.

Mantenimiento preventivo de la madera para exterior

Todo cuidado de la madera es importante.

Existen productos que serán aliados en la conservación de la madera para exterior. El Impra® por ejemplo, es una pintura a base de aceite ideal para darle una capa protectora a la madera inmunizada. Este producto le aportará:

  • Inmunización extra.
  • Protección contra rayos UV.
  • Hidro repelente.
  • Revitaliza la madera.

Se recomienda procesos de limpieza de la madera inmunizada en periodos aproximados de 6 a 8 meses, retirando toda la suciedad de las piezas, ya sea solo con agua o con jabones especiales para este tipo de madera para exterior.

Anualmente, realice el mantenimiento de pintura, con la superficie limpia de la madera, revise las fijaciones y haga los reajustes necesarios de tornillería y tuercas de su proyecto en madera inmunizada.

Todo producto natural es perecedero, no obstante, con mantenimientos regulares se conservará considerablemente.

¡Escríbenos!